COLUMNA LIBRE EXPRESIÓN: LA BECA FUTURO DEL GOBIERNO ESTATAL. Por Carlos Monge

Libre-expresion_mainstory211-300x124

“¿Qué otro regalo más grande y mejor se le puede ofrecer a la República que la educación de nuestros jóvenes?”… Marco Tulio Cicerón. (106 A.C. – 43 A.C.). Escritor, orador y político romano.

Una de las mayores deficiencias de Michoacán radica en el ámbito educativo, donde prácticamente en cualquier nivel que se compare con el resto del país, ocupa los últimos lugares.

La pobreza que según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), afecta a casi el 60 % de la población, la inseguridad y las intestinas luchas sindicales del magisterio, son algunos de los factores que provocan, por ejemplo, la deserción escolar, que en secundaria alcanza al 6.6% de los estudiantes, como lo reporta el Sistema Nacional de Información Educativa, con lo que se ubica entre las peores cuatro entidades del país. Semanas atrás, el propio gobernador del estado, Silvano Aureoles Cornejo, señaló que cuando menos 60 mil jóvenes, de todos los niveles, abandonan sus estudios cada año.

Además, el promedio de escolaridad en Michoacán de los mayores de 15 años, según el censo del INEGI del 2015, es de 7.9, es decir segundo año de secundaria, con lo que se ubica también entre los peores cuatro de la República Mexicana, apenas por encima de Chiapas (7.2), Oaxaca (7.5) y Guerrero (7.7); mientras el promedio nacional es de 9.1, lo que representa la secundaria terminada. La mejor posición en este rubro la tiene la Ciudad de México con un 11.1, es decir, segundo de bachillerato.

Más datos duros del INEGI respecto al grado escolar de los michoacanos arrojan que:

* 09.1 % No tienen ningún grado escolar.

* 60.2 % Terminó su educación básica.

* 17.0 % Finalizaron educación media superior.

* 13.3 % Concluyeron la educación superior.

* 00.4 % No especificado.

Ante semejante realidad de la educación michoacana, resulta urgente que la implementación del programa Beca Futuro tenga éxito. De entrada la respuesta que logró tras su primera convocatoria confirma la condición de marginación que vive la entidad, donde más de 63 mil jóvenes acudieron al llamado y 33 mil 664 lograron el objetivo.

Claro que es plausible la respuesta que tuvo la implementación de dicho programa, pero también resulta alarmante por la evidente necesidad que alcanza a los jóvenes michoacanos.

Cabe destacar que de manera inicial se otorgarían 25 mil becas en lo que resta del presente ciclo escolar y que finalmente se aceptaron otros 8 mil 667 jóvenes, así que por el momento y tras la aportación de 320 millones de pesos que hicieron en partes iguales federación y estado para Beca Futuro, repartirán 43 millones 209 mil 800 pesos por mes, de la siguiente manera:

* Secundaria: 7,712 beneficiados. (Beca de $ 1,000.00) = $ 7,712,000.00

* Preparatoria: 11,449 beneficiados. (Beca de $ 1,200.00) = $ 13,738,800.00

* Universidad: 14,506 beneficiados. (Beca de $ 1,500.00) = $ 21,759,000.00

En el caso de las primarias, Silvano Aureoles comprometió retomar el programa de útiles escolares gratuitos a partir del próximo ciclo escolar.

El reto es grande, especialmente cuando prevalecen la falta de liquidez en la administración estatal y las deudas con proveedores y terceros institucionales que aún superan los 10 mil millones de pesos.

A ello habrá que sumarle que la última década michoacana advierte que la entrega de apoyos a los diversos grupos vulnerables y las becas a los diversos niveles escolares, así como la gratuidad educativa, han sido irregulares en su entrega o de plano, ni se entregaron.

Así que tras el éxito inicial de la convocatoria de Beca Futuro, el reto es hacerlo plenamente transparente y ordenado, pero sobre todo, con recursos suficientes para ser puntuales en la entrega. Y a su vez, que los jóvenes cumplan con su responsabilidad en la escuela y con su trabajo solidario en sus comunidades para retribuir este apoyo que les otorga, no sólo los gobiernos, sino la sociedad en su conjunto con el pago de impuestos.

De lograrlo, Michoacán tendría un programa ejemplar y mejor aún, podría disminuir de manera significativa la deserción escolar y ojalá también, los niveles educativos que hoy mantienen al estado, en los últimos lugares del país.

Con la esperanza de que haya una próxima vez… me despido, gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest