TRAGEDIA TRAS LAS CIFRAS: LA VIOLENTA REALIDAD QUE VIVE EL VALLE DE ZAMORA.

POR LUIS SEEFÓO LUJÁN

Tragedia tras las cifras…

Al cierre del 8 de agosto, Zamora-Jacona, experimentan luto por 6 homicidios dolosos y 4 heridos. Más de una víctima por día (muertos o heridos).

Día tras día, noche tras noche,  madres y padres en muchas familias <<pasan tragos amargos>>, o como suele decirse <<viven con el Jesús en la boca>> porque su hijo –su retoño de 15 o 30 años- ha superado el nivel mariguana (canabis), habiendo cursado un bachillerato de alcohol,  y arribado a la  metanfetamina (desoxiefedrina). Ahora no sólo desatiende las labores domésticas, el trabajo y/o la escuela; ahora no sólo riñe con sus pares, sino que golpea, agrede a su familia, a su mamá. Y ni se acuerda. Y le vale.

En plazas, calles y barrios (¿también en las escuelas?) se promociona el consumo en forma masiva y directa, de medio mayorista a consumidor: obsequio de “probaditas” (como las sutiles porciones de yogurt o queso en los centros comerciales), luego la venta con facilidades que induce la adicción; enseguida el robo de dinero, enseres, herramientas (de la familia) para pagar la droga, más tarde la venta de droga a consignación para saldar la deuda que crece por consumo como la deuda de México con EUA. Finalmente, ser asesinado <<como procedimiento comercial>> para asegurar, vía el terror, que no crezca demasiado la  morosidad. Parece que en este negocio el  ingresar al buró de crédito es el preludio de la muerte.

Es harto difícil romper ese  mecanismo. Los padres descansan (descansamos) sabiendo que los muchachos están en la escuela, mas no saben en compañía de quien ni qué negocio promueven. Y en este ámbito la incursión de la autoridad  sirve de poco si los padres hacen <<como que no ven>>.

Un deceso o dos, es una simple cifra, pero bajo de ella se desarrollan dolorosas tragedias. ¿De qué tamaño era el temor del papá que acertó un balazo en el tórax de su hijo cuando agredía a la madre? ¿Qué tan “hasta la madre” estaban los progenitores de Rubén R. (a) “El Rubencillo, 30 años, que su papá le metió un plomazo cuando drogado atacaba con un desarmador allá en Ixtlán de los Hervores? (30 julio de 2018).

En todas las colonias y fraccionamientos tienen lugar fricciones entre “Rubencillos” y sus padres; en algunos progenitores han optado por abandonar la casa para no rebasar la raya tras la cual ya no hay retorno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest