OPINIÓN: “UNA MENUDA INCAPACIDAD PARA GOBERNAR”. Por Teresa Da Cunha Lopes

Está claro que el dolor que infligen las políticas ( o la ausencia de políticas) en materia de DESC (salud, educación, cultura, etc) de Silvano es un objetivo en sí, no una consecuencia. Es, paradójicamente, una guerra contra Michoacán. Que pasa por el ataque sistemático a la Educación. Atrocidad que forma parte de un patrón más amplio en que la principal prioridad parece ser la de declarar la guerra a las clases medias, a los pobres, a las comunidades indígenas, en particular, a los jóvenes de Michoacán.

Esa guerra la está librando en múltiples frentes. La eliminación de la protección financiera y. el ritual del anual chantaje de la UMSNH es solo uno de ellos. La cuestión interesante no es si Silvano y sus amigos están intentando hacer la vida de los michoacanos más desagradable, brutal y breve. Porque lo están haciendo.

La pregunta es más bien por qué. ¿Se trata , simplemente de ahorrar dinero? Si eso es verdad, es de un sin sentido extraordinario. Los programas educativos , en particular los de la educación superior en el estado, que están siendo objeto de ataques hacen lo que no hacen los cobros de placas ( y, otras maniobras fiscales) ni los ahorros administrativos a corto plazo.

A mediano y largo plazo , la inversión en educación y, en particular en educación superior, acaba devolviendo una parte importante de sus costes iniciales al promover el desarrollo de las capacidades productivas de Michoacán y, por ende un mejor rendimiento económico de la entidad federativa. Así que estamos y, es lo mínimo que se puede decir, ante una menuda incapacidad para gobernar y/o una ambición política enfermiza (o ambas) que dejó , hace mucho , de funcionar en la realidad dinámica y evolutiva del contexto político nacional. Que pura y simplemente no entiende lo que es gobernar.

No entiende que gobernar no es un ejercicio de privilegios sino asumir obligaciones pesadas, complejas para asegurar el acceso de los os ciudadanos a la seguridad, educación, salud, protección civil, finanzas sanas, etc. No lo sé. Lo que me parece evidente es que estamos frente a un gobierno que no siente ninguna empatía por los michoacanos.

En cierta medida, a lo que asistimos, con inmensa tristeza lo dijo, es al fracaso de una vida dedicada a la política y, a los estertores de un individuo que ha perdido el equilibrio ,que no siente el pulso de la entidad que gobierna, que no tiene el mínimo de empatia con los michoacanos. Parte de esa falta de empatía refleja animosidad clara y dura contra sectores muy específicos. Un claro ejemplo: la guerra de Silvano contra la Máxima Casa de Estudios del Estado de Michoacán.

Pero aunque la guerra contra los nicolaitas pueda parecer a algunos una “medida de austeridad razonable”, en la realidad no ahorra nada, no es fruto de ninguna estrategia concreta de austeridad pero, eso sí, perjudicará de manera desproporcionada a grupos minoritarios, indo contra, también, los intereses y la demanda de servicios educativos de muchas familias de clase media y media superior que tienen en la Casa de Hidalgo un centro de estudios superiores con calidad reconocida y programas competitivos. De hecho, acabará perjudicando a todos los michoacanos y, en primer lugar a muchos de los que votaron a Silvano. ¿Se darán cuenta?”

Un comentario sobre “OPINIÓN: “UNA MENUDA INCAPACIDAD PARA GOBERNAR”. Por Teresa Da Cunha Lopes

  • el 15 julio, 2018 a las 9:33 pm
    Permalink

    Una redacción horrorosa. De vuelta a la primaria vaya la autora.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest