EN MÉXICO, LA PEOR CENSURA ES EL ASESINATO DE PERIODISTAS: CARMEN ARISTREGUI ANTE LA COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS

carmen-aristegui

Edith Peredo
Regeneración, 11 de abril de 2016.- Durante el 157 periodo ordinario de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) celebrada en Washington se realizó la audiencia solicitada por numerosas organizaciones mexicanas, en la cual la CIDH habló sobre la Libertad de Expresión en México y escuchó a los representantes de las mismas sobre las violaciones al derecho a la información en el país.

Dichas organizaciones son la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (AMEDI), Fundar, Centro de Análisis e Investigación A. C., Artículo 19, Oficina para México y Centroamérica, Red por la Defensa de los Derechos Digitales (RED3D), Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), Colectivo por la Transparencia, Transparencia Mexicana y la periodista Carmen Aristegui.

Seguidamente, Carmen Aristegui dijo “Había una vez, una casa blanca en un barrio lujoso de la ciudad de México en posesión de un presidente de la república y unos periodistas que contaron su historia, la historia terminó en censura”.
Aristegui dijo que su historia concluía solo con tres cosas “Casa Blanca, periodistas, censura”.
A nombre de los representantes mexicanos, Carmen Aristegui mencionó que “Los periodistas sabemos cómo operan los mecanismos de censura, de censura previa y de control editorial desde los siglos del silencio, desde las estructuras oficiales y desde los espacios del poder empresarial y de los concesionarios.

Dejo dos solicitudes expresadas a nombre mío y de las organizaciones; solicitamos una visita oficial del relator para la libertad de expresión, Edison Lanza para que pueda analizar en directo situaciones que afectan a México en materia de libertad de expresión y de ejercicio de periodismo crítico e independiente, e investigar in situ situaciones y casos que ilustren los mecanismos y prácticas que producen censura directa e indirecta y de manera extendida el fenómeno de la autocensura… No hay peor censura que el asesinato de un periodista y la impunidad el mayor agravio desde el Estado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest