OPINIÓN: MEADE, ALTAMENTE CORROSIVO PARA MÉXICO

REDACCIÓN// Por Efraín Barrera

No fue un suceso trascendental el procedimiento de selección del candidato priista a la presidencia de la república, fue al más viejo estilo presidencialista que siempre ha caracterizado al PRI a lo largo de sus casi 90 años de existencia (desde el PNR de calles de 1929): por dedazo.

La candidatura de MEADE no se fragua ni en el PRI ni en algún sector social de nuestro país; viene del cubículo más recóndito de la casa blanca y es el presidente de México quien lo publica, cuando “acepta” una renuncia calculada que anunció frenético en cadena nacional; por consigna los sectores del PRI se suman de forma incondicional. El señoritingo no es un candidato identificado con el pueblo de México, de ninguna manera, es más, ni siquiera con la base más ametalada de este nonagenario partido (no es militante), es el candidato perfecto de la oligarquía mexicana, constituida por banqueros, trasnacionales y poderes facticos, baste recordar que MEADE fue el artífice de los atracos más impúdicos de que se tenga memoria en los gobiernos de Zedillo y de los panistas Vicente Fox y Felipe Calderón.

Washington requiere un presidente mexicano a modo, el santo de su devoción siempre fue Luis Videgaray; pero derivado de las malas gestiones por la visita de Trump a México; por un tiempo fue resguardado y retirado del escaparate político; luego de su regreso a relaciones exteriores no se pudo posesionar en las encuestas; esto auspicio la entrada en vigor del plan B, alguien con las mismas cartas credenciales: José Antonio MEADE

Ambos personajes son economistas egresados del ITAM pero acuñados en universidades gabachas, el primero con doctorado en el Massachusetts institute of technology y el segundo egresado de YALE. Truncadas quedaron las aspiraciones del iluso Osorio Chong que siendo el más aceptado entre los tricolores trago estiércol sin hacer gestos. Ahora sabe que nunca figuro en la lista del TIO SAM.

Y no puede ser diferente, el gran interés que tienen los yanquis de apoderarse de nuestros recursos naturales ha sido, es y seguirá siendo su objetivo prioritario, ahora que con peña Nieto lograron la tan anhelada reforma energética; fue el brinco al obstáculo más alto, no permitirán bajo ninguna circunstancia, que se esfume ese el dorado de los grandes negocios; atrás del candidato priista están, sin duda, la especulación internacional y el capitalismo rapaz (neoliberalismo).

los gabachos vienen por más; Los chantajes permanentes de Trump para acalambrar a los exportadores mexicanos sobre la posibilidad de desmarcarse del TLCAM los tiene muy nerviosos; Los especialistas señalan que el principal afectado con esta decisión sería el propio Estados Unidos, ya que, por ejemplo, de lo que produce ese país el 40 por ciento son insumos mexicanos, además las empresas estadounidenses que deciden invertir en México para después enviar sus productos de regreso, se benefician de la mano de obra calificada y barata de los mexicanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest