INAUGURAN EN LA UNAM CAMPUS MORELIA EL SERVICIO ARQUEOMAGNÉTICO NACIONAL

img-0229

Por Alejandro Durán

Morelia, Michoacán. 5 de mayo de 2016 (Agencia Informativa Conacyt).- El Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), campus Morelia, a través del Programa de Apoyo a la Infraestructura del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), inauguró recientemente el primer Servicio Arqueomagnético Nacional, que se enfocará en prestar servicios de fechamiento absoluto de los artefactos arqueológicos sometidos a altas temperaturas.

img-0239

Los casi seis millones de pesos invertidos fueron utilizados para adquirir el equipo técnico adecuado y poner así en funcionamiento el laboratorio que prestará dicho servicio. La apertura de este nuevo centro representa un importante paso en la innovación de las técnicas arqueológicas del país, siendo además el primer centro de esta naturaleza en toda Iberoamérica.

“Hemos visto similitud en la elaboración de objetos de interés arqueológico sometido a altas temperaturas, por ejemplo cerámica, con el magma terrestre, y que al enfriarse queda expuesto al campo magnético de la Tierra, a través de fuerzas de naturaleza cuántica que llamamos de intercambio”, explicó en entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, el doctor Avto Gogichaishvili, responsable del Servicio Arqueomagnético Nacional.

En el laboratorio se estudia la configuración guardada en piezas arqueológicas que fueron sometidas a altas temperaturas y que posteriormente se enfrían, con la influencia inevitable del campo magnético ejercido por la Tierra, para determinar así los tiempos arqueológicos involucrados. En los objetos arqueológicos existen minerales que, bajo ciertas condiciones, cuentan con propiedades magnéticas que registraron la variación secular del campo magnético de la Tierra.

El Servicio Arqueomagnético Nacional determina así la inclinación, declinación e intensidad magnética. Estos parámetros se comparan con los registros de los últimos cuatro mil años y así surge la edad cronológica del objeto estudiado. “Un arqueólogo fecha según la estilística de la cerámica y otros factores que son básicamente empíricos, pero aquí interviene la física para determinar las edades de los objetos de interés arqueológico. Ese es el principal objetivo”, señala el responsable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest