HUNDEN PRUEBAS AL ÚNICO ACUSADO DE SECUESTRAR Y MATAR A UN COMERCIANTE EN MORELIA

descarga

 

descarga

POR ANDRÉS RESILLAS//

Tal parece que Gerardo C. no se ha dado cuenta de que le tendieron una trampa.

Cada prueba que presenta la Fiscalía y las audiencias orales, hunde más a Gerardo C.

En la última presentaron las fotografías que tenía en su interior el teléfono de Pedro M. secuestrado y asesinado en el municipio de Acuitzio.

En las gráficas aparece Gerardo C. con su familia. Una mujer y un pequeño. La vinculación es directa y contundente.

Tal parece que Gerardo C. pecó de inocente. Del secuestro de Pedro M., al parecer le correspondió la Camioneta Rogue 2006. También se quedó con su celular, desde el cual los demás secuestradores acordaron recoger el rescate: 50 mil pesos, más la camioneta.

Gerardo C. sólo tenía que cuidar al secuestrado. Era todo. Pero nada salió bien. Pues los secuestradores tuvieron que matar a Pedro M. pues sabían que los conocía y que seguramente los denunciaría ante la policía.

Ahora toda la responsabilidad y las imputaciones están contra Gerardo C., el único detenido del secuestro y homicidio en diciembre del año pasado en Morelia.

Tanto los testigos como las pruebas materiales, documentales y ahora digitales apuntan de que Gerardo C. tuvo participación en este crimen.

La Fiscalía ya recuperó camioneta, que estaba en posesión de Gerardo; también el teléfono de la víctima; por lo menos un testigo identificó y señaló a Gerardo de que estuvo en el lugar donde asesinaron y enterraron a Pedro M.

Todo lo que podría ser identificable y ubicado por la policía le correspondió al acusado. ¿No sería una trampa de los mismos delincuentes hacia su cómplice?

¿Conoce Gerardo a los demás involucrados? ¿Sabe quién asesinato a Pedro M?

¿DÓNDE ESTÁN LOS DEMAS PARTICIPANTES?

Lo peor es que Gerardo C. es quien tendrá que responder por este artero crimen.

Los demás participantes huyeron y no se sabe de su paradero o si la Fiscalía los sigue buscando con las declaraciones previas de Gerardo.

El juicio está por terminar en lo que toca a la participación de Gerardo. Quien pese a tener una Defensa capaz y conocedora, ante el cúmulo de pruebas y testimonios, poco ha hecho para sembrar dudas razonables sobre la participación de su cliente.

Ya se está haciendo costumbre de que cuando ocurre una tragedia en Michoacán, solo una persona es detenida y responde por los delitos cometidos.

¿Pasará lo mismo con Gerardo en este atroz asesinato?

Lo veremos más adelante….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest