EXCLUSIVA: DENUNCIA IMPUTADO EN JUICIO QUE LA POLICÍA LO TORTURÓ; EL TRIBUNAL ORDENA UNA INVESTIGACIÓN

Screen-Shot-2014-11-23-at-05.51.50

POR ANDRÉS RESILLAS//Capítulo 5

Gerardo C. esperó muchas horas para poder hablar.

Cuando liberaron como testigos en el juicio a los agentes ministeriales que lo detuvieron por secuestro, se decidió. Ayer denunció que dichos policías lo torturaron, lo golpearon, intimidaron y amenazaron.

Todos los que estábamos en la audiencia nos sorprendimos.

“También los defensores públicos que me asesoraron primero, me dijeron que me declarara culpable, para llegar a un acuerdo y me bajaran la sentencia; que además los otros que participaron en el secuestro sabían dónde estaba mi familia y se podrían vengar si yo hablaba”, agregó.

Dijo que en varias ocasiones le taparon la cabeza con una bolsa de plástico para asfixiarlo; que le dejaron huellas de los golpes y no le importó a nadie.

“O te declaras culpable, o te seguimos poniendo la bolsa”, afirmó que así lo amenazaron. Incluso dio el apellido de un comandante de la ministerial.

Pero había más sorpresas en este juicio que se lleva por el secuestro y asesinato de un empresario moreliano y que fue hallado en Acuitzio.

Después de la declaración y denuncia de Gerardo, su Defensa pidió la palabra.

“Su señoría, le quiero comunicar que no he tenido pláticas con mi defendido; que no sé su versión de los hechos, nunca contesta mis preguntas. Ustedes lo han visto: en todas las audiencias ha permanecido callado, con la mirada en el suelo, estresado. Ahora nos damos cuenta el porqué de su actitud”, refirió el abogado.

En su declaración, Gerardo respondió cada una de las interrogantes de la Fiscalía y puso como testigos a varios miembros de su familia.

Afirmó que en el momento que fue descubierta la fosa con el cadáver de Pedro, ya no trabajaba para el tal Erick, quien lo había llevado a cuidar la huerta y construir una cabaña donde se presume estuvo la víctima.

Gerardo señaló que nunca se dio cuenta de que la camioneta Rogue fuera puesta a su nombre y que el celular de la víctima lo encontró en donde se coloca la llanta de refacción de la camioneta, pero que estaba descargado.

Expresó desconocer a los que cometieron el secuestro y asesinado del comerciante Pedro y que aceptó la participación porque lo torturaron y amenazaron con dañar a su familia.

Ante tales denuncias el Tribunal de Enjuiciamiento tuvo que entrar en receso, pues ante las declaraciones del imputado, su Defensa solicitó citar como testigo a los familiares de Gerardo que intervinieron en los hechos y que se dieron cuenta de que lo torturaron.

El Tribunal resolvió:

  • Dar vista al Procurador de Justicia para que inicie una investigación con los elementos policiacos para acreditar el delito de tortura.
  • Dar vista a la Dirección de la Defensoría Pública o de Oficio para que se investigue a los abogados que en una primera instancia defendieron a Gerardo.
  • Otorgar terapia psicológica a Gerardo como consecuencia de la tortura a que fue expuesto.
  • Sus familiares se presentarán como testigos a favor de Gerardo para declarar sobre la supuesta tortura a que fue expuesto.

Se prevé que el juicio por el secuestro y asesinado de Pedro se prolongará. La viuda no ha asistido a las audiencias. Ahora todo se complica pues Gerardo de estar hundido por las pruebas, tiene el derecho a seguir siendo considerado inocente.

Ya veremos…….

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest