EN 2019, MÁS DE MIL PERSONAS CONOCIERON EL PODER JUDICIAL A TRAVÉS DE VISITAS GUIADAS.


JUZGADORES DE PRIMERA Y SEGUNDA INSTANCIA COMPARTEN SU LABOR CON ESTUDIANTES DE LICENCIATURAS EN CONTADURÍA Y DERECHO.

REDACCIÓN//

En 2019, el Poder Judicial de Michoacán recibió a más de 1,000 personas que conocieron sobre la labor de magistrados, jueces y personal tanto jurisdiccional como administrativo en recorridos guiados, con lo cual la institución demuestra su compromiso con la transparencia y una justicia eficiente, confiable y cercana a la sociedad.
Durante una Visita Guiada a estudiantado de la carrera en Contaduría de la Universidad Michoacana de San Nicolás Hidalgo, el magistrado de la Quinta Sala Civil del Supremo Tribunal de Justicia del Estado Fernando Arreola Vega dio una charla sobre la segunda instancia judicial, la posibilidad que tienen las partes de refutar una sentencia emitida en un juzgado de primera instancia.
“Una vez que los jueces de primera instancia dictan una sentencia, la ley estipula distintas formas para que ésta pueda ser revisada por una autoridad de mayor jerarquía. Impugnar una resolución significa interponer un recurso que se encuentra estipulado en la ley: revocación, apelación o revisión; esto implica que un magistrado analiza las inconformidades, siempre con sus debidos argumentos, para determinar si el recurso prospera o no”, detalló.
Al mismo tiempo, en otro recorrido, un grupo de Licenciatura en Derecho de la Universidad Ignacio López Rayón, con sede en Contepec, Michoacán, fue recibido por la jueza cuarto oral familiar de Morelia María Guadalupe Maldonado Cruz quien les habló sobre los dos tipos de juicios familiares; por una parte, el ordinario, a través del cual se revisan asuntos relativos a divorcio sin expresión de causa, investigación de la paternidad y maternidad, así como pérdida o suspensión de la patria potestad.
Y, por otro, el juicio especial o sumario, con asuntos relativos a alimentos, custodia o convivencia y diferencias entre cónyuges y concubinos sobre administración de los bienes comunes y cuestiones relacionadas con los hijos. Es importante señalar que Maldonado Cruz explicó a los jóvenes que los juzgadores que integran el Poder Judicial de Michoacán invitan a los intervinientes a participar en procesos de mediación y conciliación para buscar acuerdos, de manera que por sí mismos construyan una solución a sus diferencias.
Los dos grupos visitantes recorrieron además diversos espacios de la Ciudad Judicial, tales como el Centro de Convivencia Familiar que es el órgano encargado de facilitar las convivencias establecidas por mandato judicial, la Biblioteca que coadyuva al desarrollo académico y de investigación jurídica de los usuarios, así como una sala en la que se realizan audiencias orales en materia penal y mercantil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *