COLUMNA LIBRE EXPRESIÓN…ABUSOS NAVIDEÑOS….Por Carlos Monge Montaño

 

libre-expresion_mainstory211-300x124

“Cuando un hombre estúpido hace algo que le avergüenza, siempre dice que cumple con su deber”… George Bernard Shaw. (1856 – 1950) Escritor irlandés.

Resulta evidente que la clase política de nuestro México insiste en vivir como príncipes y con total falta de empatía con el resto de los ciudadanos.

Con justificaciones que resultan vergonzosas, una mayoría de los diputados federales defienden el recibir más de 430 mil pesos durante diciembre, con lo que sin lugar a dudas, tendrán oportunidad de vivir unas fiestas navideñas llenas de lujos, incluso si ni siquiera profesan una fe.

Resulta que gracias al trabajo de periodistas y el terreno que han ganado las solicitudes de acceso a la información en el ámbito nacional, se conoció que los legisladores federales, sin escrúpulo alguno, van a cobrar este diciembre el equivalente a 6 mil días de trabajo de un mexicano que percibe el salario mínimo, es decir, 73.04 pesos diarios.

Los que se dicen representantes populares cobrarán:

  1. Dieta Mensual:                              $ 73,817.00
  2. Asistencia Legislativa:                  $ 45,786.00
  3. Por ofrecer atención ciudadana:   $ 28,772.00
  4. Aguinaldo:                                 $ 140,000.00
  5. Bono Adicional:                        $ 150,000.00

Los conceptos anteriores suman un total de 438 mil 375 pesos, que cobrará cada uno de los 500 legisladores, a menos que algunos decidan negarse a recibir el Bono Adicional y entonces se conformen con 290 mil pesos.

Medios nacionales como El Financiero y El Universal, difundieron noticias con aclaraciones del secretario general de la Cámara Federal de Diputados, Mauricio Farah Gebara, respecto a que era falso que cada legislador cobraría más de 700 mil pesos, la suma alcanzaría solamente, la módica cantidad de 438 mil pesos; reitero, el equivalente a 6 mil días del salario mínimo.

Estimado lector, sus representantes populares cobrarán en un mes, lo que a otro mexicano le llevaría un aproximado de 16 años de trabajo. Increíble pero cierto. Y quienes cobrarán semejantes cantidades, son los mismos demagogos que hablan reiteradamente de austeridad, de cuidar los recursos públicos, de la rendición de cuentas y de acabar con la corrupción.

Pero el desglose anterior y que usted puede verificar en su mayoría en el portal de internet de la LXIII Legislatura Federal, no es el total de las percepciones, a ellas hay que sumar por citar otro ejemplo, los apoyos que reciben para transportarse en avión o a través de la autopistas nacionales.

Los senadores también gozarán unas fiestas navideñas similares, toda vez que recibirán:

  1. Dieta mensual:                                                    $ 117,400.00
  2. Por asistencia legislativa y atención ciudadana: $ 200,000.00
  3. Aguinaldo equivalente a 40 días laborales:         $ 156,533.00

Lo cual hace la suma, nada despreciable, de 473 mil 933 pesos. Sin descartar que en próximos días se conozca de algún bono adicional, después de todo y como lo argumentaron algunos diputados federales, son prácticas que se realizan desde hace cuando menos 5 años. Así que bajo semejante argumento, ¿cómo podrían renunciar a dichas bondades?

Y no son todos, también disfrutarán de unas excelentes fiestas navideñas quienes integran la Suprema Corte de Justicia y sus similares estatales, congresos locales y seguramente, un largo etcétera de la clase gobernante.

Ni hablar, políticos, partidos y discursos van y vienen y las cosas siguen peor. La crisis de credibilidad que atraviesan las instituciones de nuestro país, son consecuencia del comportamiento comodino, cínico y sin escrúpulos de los que se dicen políticos de tiempo completo y que están reacios a retomar valores tan elementales como la honestidad, la congruencia, la empatía con el resto de sus representados, en concreto, están cerrados a hacer lo correcto.

No resta más que esperar que esta vez se sume la mayoría a rechazar no sólo el presunto Bono Adicional, sino al cúmulo de prestaciones inmerecidas, como el mismo aguinaldo que no se justifica que sea mayor a lo que estipula la ley y que ellos optan por cobrarlo como si fueran sindicalizados.

Urge que ya se percaten del hartazgo poblacional y retomen el deber ser, urge que no sólo una bancada, sino todas, por primera vez en muchos años, sean congruentes con su discurso y renuncien a los privilegios con los que insultan a la mayoría de mexicanos.

Con la esperanza de que haya una próxima vez… me despido, gracias.

cmongem@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest