ARTICULO DE OPINIÓN. AUGURIOS PARA EL AÑO 2016. Por el Profr. Juan Pérez Medina

th_352fe25daf686bdb4edca223c921acea_d358982e5cf86446fb2d6d3bf80c0d76,perez

 

Dos mil quince fue un año muy malo. La economía siguió estancada, los salarios contraídos, el desempleo creciente, al igual que la informalidad, el dólar rebasó los 17 pesos, el precio del petróleo sufrió una grave caída y la violencia continuó por igual. El gobierno continuó bajo amenazas constantes y represión policial, con la aplicación de la Ley del Servicio Profesional Docente (LSPD) a los maestros de la educación obligatoria y en todas las entidades se retrasan los salarios quincenales a los burócratas y de los jubilados y hasta se les manda golpear por exigir sus pensiones de las que viven, como ocurrió en Veracruz apenas hace unos días.

Dos mil dieciséis no parece ser diferente. Nada nos dice que las cosas vayan a mejorar. El entorno económico continúa deteriorándose, lo que influirá de manera negativa en bienestar de los mexicanos en os próximos doce meses, afectando el empleo y a calidad de los salarios.

Así lo vaticinan lo presupuestado en los paquetes económicos que el gobierno federal y los de las entidades han entregado a sus congresos para su aprobación. Tan grave es la situación que el nuevo comienzo a comenzado a transitar por los viejos caminos de las salidas fáciles en donde los ciudadanos son los que pagan los platos rotos. Más impuestos y más deuda como elementos centrales para continuar con un desempeño opaco, sin idea y en la misma orientación.

En la entidad, el gobierno a anunciado que aplicará un nuevo reemplacamiento con costo a los usuarios de dos mil ochocientos pesos, para una recaudación cercana a los mil millones qué, junto con la intención de promover un nuevo endeudamiento por cerca de los cuatro mil, darían al nuevo gobierno cinco mil millones de pesos que se pretenderán gastar en altos salarios, pues los nuevos directores de las secretarías convertidas en institutos seguirán ganando como si fueran secretarios; incremento de nuevos puestos en nuevas áreas y secretarías y el extraordinario aumento en el gasto en comunicación, en las partidas del gobernador y en la secretaría de seguridad pública. Está visto que habrá un claro control de la información y un despliegue de imagen de Silvano en su pretensiosa intención de convertirse en el candidato del PRD a la presidencia de la república. Como se sabe, todo irá con costo al bolsillo de los michoacanos, así que preparémonos.

La educación pierde en lo general recursos, siendo la UMSH la única que gana al recibir un magro incremento de recursos presupuestales por un poco más de cien millones de pesos, lo que se traducirá en un nuevo año deficitario y de tensión para los trabajadores, repitiéndose o recrudeciéndose la situación actual de pagos diferidos y adeudos permanentes.

Preparémonos para un año 2016 muy complicado. Súmele a lo dicho anteriormente, la continuación de la lucha magisterial y estudiantil que seguirá exigiendo la libertad de los normalistas presos y la aparición con vida de los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa y la derogación de la LSPD y todo lo que ella implica. En dos mil dieciséis, de acuerdo con el calendario del Instituto de Evaluación de la Educación (INEE) se continuará con la evaluación y se pretende evaluar por lo menos el doble de lo que se pretendió evaluar en 2015. Tarea que vaticina una confrontación mucho más amplia y con más policías y con mayores amenazas. Ya veremos; pues como se sabe, la crisis trae consigo también la oportunidad. Y de ello deberíamos estar atentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest