OPINIÓN. RAÚL MORÓN: ALTA TRAICIÓN. Por Juan Pérez Medina

Raúl Morón Orozco, hoy presidente municipal de Morelia, en octubre de 2016 votó el aumento desmedido de la gasolina y el diésel, contenido en la Ley de Ingresos de la Federación para el año de 2017, afectando con esta grave medida la economía de la mayoría de los michoacanos y el país.

Las declaraciones de Emilio Lozoya Austin van desvelando un mundo de corrupción que sabíamos que existía, pero es un hecho que conforme pasan los días recibimos información en donde la realidad supera con creces a la fantasía. Así va desfilando la clase política de los partidos del régimen anterior; priistas, panistas, perredistas que ahora se sabe votaron las reformas estructurales a cambio de cuantiosos recursos y acuerdos políticos, que incluían las gobernaturas de varios estados.

Según los relatos que se van conociendo, salen a relucir los hechos pasados del sexenio de Peña y que han salpicado hasta a políticos de la entidad. No dudamos del sentido del voto de los senadores y diputados priistas, como tampoco de los corruptos panistas cómo Luisa María Calderón, por ejemplo, quien pidió para ella el gobierno de Michoacán a cambio de su voto a favor de la reforma energética, que ya habían entregado a Silvano Aureoles, en los acuerdos alcanzados con el PRD en 2013.

En octubre de 2016, cuando se aprobó la ley de ingresos y el presupuesto de egresos, el gobierno Peñista incluyó a cabo modificaciones a la ley para garantizar que la reforma energética se concretara. En el Senado, los perredistas dividieron su voto con 8 a favor de la propuesta de Peña Nieto y 3 en contra. Los senadores michoacanos, de todos los partidos votaron a favor de las modificaciones, incluido el perredista Raúl Morón Orozco. Sin embargo, sus compañeros Manuel Bartlett Díaz, Ana Gabriela Guevara Espinoza, Carlos Manuel Merino Campos, David Monreal Ávila, Layda Sansores, por el PT; Mario Delgado Carrillo, Fernando Enrique Mayans Canabal, Rabindranath Salazar Solorio, del PRD, todos ellos identificados con el presidente López Obrador, votaron en contra.

El voto ejercido por el ahora presidente municipal de Morelia y suspirante al Solio de Ocampo por el partido Morena, sirvió para aprobar el gasolinazo de 2017 contemplado en la Ley de Ingresos, en el artículo transitorio décimo segundo y que incrementó el precio de la gasolina magna y premium y el diésel en más del 20%, llegando, en el caso de la magna, a costar más de 21 pesos por litro.

La Ley Federal de Derechos, que derogó el artículo 58-A, eliminando el cobro por el uso de ductos, terminales de almacenamiento y recepción de petróleo y petrolíferos por empresas particulares; además de la derogación de la fracción VIII y XI del artículo 232 para permitir que las empresas privadas usen postes, torres, el derecho de vía en carreteras, vías férreas y puentes de jurisdicción o ductos sin el pago de una justa contra prestación y;

La aprobación del apartado sobre Hidrocarburos, contenidos en la misma ley, que sirvió para dejar en desventaja a PEMEX ante sus competidores privados tanto extranjeros y nacionales, a fin de llevar a la paraestatal a la ruina y quiebre total.

Tres votaciones en contra de los intereses generales de la nación fueron votados ese día por el entonces senador junto a los senadores priistas y panistas que habían aprobado con antelación la reforma energética. La misma a la que nos opusimos tantos mexicanos quienes en todo el territorio nacional nos dedicamos a recabar firmas para detener las modificaciones constitucionales que, a la postre fueron concretadas y que le costó a nuestro actual presidente un infarto al miocardio. Mientras los miembros del Movimiento de Regeneración Nacional intentábamos detener la entrega del petróleo recabando firmas casa por casa y en las plazas públicas, el ex senador, años después, votaba sus leyes reglamentarias.

¿Por qué votó el ahora presidente municipal por morena en Morelia a favor de los neoliberales de Peña Nieto en la Ley de Ingreso de 2017 y su miscelánea fiscal? ¿Acaso fue la convicción de que desmantelar PEMEX y dejar libre el mercado de los hidrocarburos era lo mejor para el país? ¿Acaso fue parte del arreglo que el gobierno de Peña Nieto hizo a través de su Secretario de Hacienda con los coordinadores de las bancadas en el senado como ahora se sabe? ¿Acaso fue parte de los arreglos tras bambalinas que operó Jesús Ortega a nombre de la bancada perredista? Son preguntas que rondan por el aire y que requieren ser minuciosamente analizadas por los militantes de morena, pues el ahora munícipe es uno de los que, según los medios, podría ser el candidato al gobierno de la entidad por ese partido.

Grave sería que morena llevara como su candidato a un personaje que durante su desempeño en el senado coadyuvó a concretar las leyes secundarias de la reforma energética y el aumento escandaloso del precio de la gasolina y sus derivados, mejor conocido como “el gasolinazo”.

1. Ley de Ingresos de la Federación 2017, que contempla en su artículo transitorio décimo segundo el gasolinazo; https://www.senado.gob.mx/64/votacion/2652

2. Modificaciones a la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, https://www.senado.gob.mx/64/votacion/2647

3. Ley Federal de Derechos, derogación artículo 58-A, y la fracción VIII y XI del artículo 232 https://www.senado.gob.mx/64/votacion/2646

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *