CRÓNICA: ASÍ FUE LA BÚSQUEDA DE DESAPARECIDOS EN EL CAMPO

POR ANDRÉS RESILLAS/IMÁGENES DE SOLEDAD ROMERO

TACÁMBARO, MICH.-Una vez que se organizan los equipos de búsqueda, se dispersan por una zona delimitada previamente. 

En la búsqueda de desaparecidos deben estar presentes peritos criminólogos, de antropología forense y especialistas en rastreo y ubicación de fosas clandestinas. 

Los colectivos dedicados a esta actividad ya han tenido experiencia a lo largo de los últimos años, pues siempre están en el terreno de los hechos para la localización de restos humanos. 

Ahora se cuenta con el llamado “Binomio” que es un perro adiestrado para localizar restos humanos y que obedece ciegamente a su manejador. 

La Policía Michoacán ya cuenta con varios caninos especializados en la materia. En esta ocasión le tocó a “Tomás” acompañarnos en Tacámbaro para localizar los restos de un maestro de primaria que fue desaparecido. 

Yadhira Origel Ochoa, titular de la Unidad de Atención a Víctimas en Tacámbaro señala que las familias de los desaparecidos se han acercado para denunciar los hechos.

“A nosotros lo que nos queda es atenderlos y ayudarlos en lo que más se pueda. Por eso estamos aquí tratando de encontrar a las víctimas”.

Cuatro horas estuvimos en el predio Aguada Dulce sin resultados. 

Después de comer nos dirigimos a otra parte del municipio llamado “Cuesta del Toro” el que días atrás se encontró un cadáver. 

Se trata de una zona boscosa, que aunque sus dueños lo alambraron, los delincuentes incursionan pues el monte los protege de no ser ubicados por la policía. 

Una parte encontramos algo parecido a un campamento. La fogata y envases de refresco, así como latas de comida demuestran que personas permanecieron en el lugar por días. 

Otras dos horas de búsqueda sin resultados. 

Un comandante de la Policía Michoacán que se ha especializado en esta actividad habla de lo que se requiere para obtener resultados: investigación y más investigación. Dice que en la medida en que se reúnan más indicios y evidencias, crecen las posibilidades de encontrar los cuerpos de las víctimas.

 Al final de la jornada los buscadores regresaron sin resultados positivos. 

La decepción de los familiares de las víctimas buscada se reflejaba en sus rostros. el sentimiento fue compartido por todos. 

Pero el trabajo sigue. ya existe una comisión de búsqueda que mantendrá las alertas activadas. los colectivos y organizaciones seguirán con su lucha, porque en el tema de las desapariciones la esperanza nunca muere. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *