TACÁMBARO: COMISIÓN DE BÚSQUEDA DE MICHOACÁN INICIA LOCALIZACIÓN DE DOS JÓVENES DESAPARECIDOS

POR ANDRÉS RESILLAS

TACÁMBARO.-Muy por la mañana desde Morelia, iniciamos la organización de la búsqueda de dos personas que fueron reportadas como desaparecidas.

El secuestro o levantamiento de hombres y mujeres por particulares o por el crimen organizado es una práctica constante. Hora le tocó a un maestro de primaria y a otro joven que desaparecieron en esta demarcación.

La Comisión de Búsqueda creada por el Gobierno de Michoacán en junio del 2019 comenzó a tener sus primeros resultados. Su titular, Marco Antonio Hernández Zaragoza ya logró conformar su equipo de trabajo y cuenta con los recursos para iniciar campaña de localización de cuerpos, o de personas vivas.

En este día arribamos a Tacámbaro en tres vehículos, escoltados por la Policía Municipal de Tacámbaro y la Guardia Nacional. Los colectivos dedicados a la búsqueda de desaparecidos también se hicieron presente. Son víctimas del mismo, mal, en su mayoría mujeres que perdieron a un hijo, hermano o pariente.

La Tenencia de Chupio es una demarcación muy amplia. Comprende el inicio de la Tierra Caliente, pero con una flora exuberante. es un conjunto de cerros y barrancas que hacen el acceso muy difícil.

El lugar conocido como Agua Dulce era el objetivo. Hace semanas lugareños localizaron los cadáveres de dos personas del sexo masculino que habían sido abandonados después de asesinarlos.

Nos acompañó Jesús, maestro de profesión y hermano de la víctima directa. Se trata de otro maestro cuyo único pecado fue tener un empleo estable como docente.

El levantamiento de profesionistas es una acción común de los criminales en esta zona.

El daño ya está hecho. Al aceptar la búsqueda de posibles fosas que contengan los cuerpos o de barrancas y ríos que alberguen los cadáveres implica la aceptación tácita de que murieron.

El pesar en los familiares de los desaparecidos es evidente en su rostros. Tienen la esperanza de encontrar los cuerpos de sus hermanos y de cerrar ese círculo de dolor que los envuelve y que no los deja en paz.

Cuadra horas de búsqueda en el paraje de Agua Dulce fueron suficientes para desistir los trabajos de localización. Tomás, el perro entrenado por la Policía Michoacán buscó y buscó sin encontrar restos humanos.

Hay un dejo de decepción en los rostros de todos los buscadores. Hombres y mujeres que se esfuerzan por llevar paz a las familias de desaparecidos

Este es el inicio de una serie de reportajes donde narraremos la situación de los desaparecidos en Michoacán, por lo pronto. Tan sólo en el 2020 están sin localizar un total de 31 personas.

Lo dijo uno de los buscadores: la esperanza muere al último.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *