NADIE BUSCA A LOS DESAPARECIDOS DE TARECUATO; LAS FAMILIAS ESTÁN AMENAZADAS

REDACCIÓN//

En Tarecuato todo mundo sabe de los jóvenes desaparecidos, pero nadie quiera hablar de ello.

El miedo está presente en todo el pueblo.

La Fiscalía Regional de Zamora informó que no hay denuncia legal de la desaparición de los 15 jóvenes indígenas de Tarecuato  (11) y Tinguindín (4).

Esto quiere decir que no hay una búsqueda formal del paradero de los desaparecidos.

Lo poco que se sabe es que el pasado 4 de noviembre el grupo salió a trabajar a la huerta del aguacatero Alejo González, ubicada en San Ignacio Cerro Gordo. Todo el día estuvieron laborando e incluso por la lejanía de la huerta, se quedaron a dormir en ella, para continuar al día siguiente.

Durante el cinco de noviembre los trabajadores terminaron de cargar un camión con el producto y se acordó que regresarían a sus casas.

El huertero ordenó que los llevaran tanto a Tarecuato como a Tinguindían, sin embargo, en el camino la camioneta se quedó sin gasolina, por lo que quedaron varados.

Con otro vehículo, uno de los jefes de cuadrilla fue a conseguir gasolina y quedó de regresar por el grupo, sin embargo, desde ese momento ya no encontraron a los trabajadores.

Tanto el patrón como el jefe de cuadrilla dieron varias vueltas en la zona para ubicar al grupo y trasladarlo a Tarecuato, pero no lo hallaron.

Fue hasta el seis de noviembre cuando las familias de los trabajadores se dieron cuenta de que no aparecían. Buscaron a su patrón y a los jefes de cuadrilla que los llevaron, pero les contestaron que no sabían lo que les pasó.

Ahora el dueño de la huerta y patrón de las víctimas de desaparición, no se quiere hacer responsable; dice que ya habían salido de laborar y que no puede asumir la responsabilidad de buscarlos por temor a represalias.

Los familiares por su cuenta comenzaron a buscarlos en la región, sin embargo, el crimen organizado que controla la zona los amenazó, Les prohibió que dieran a conocer a la opinión pública la desaparición de sus parientes.

Hay la amenaza de que seguirán levantando más personas y que los familiares que anden con la policía buscando, serán asesinados.

Las familias no saben qué hacer. La autoridad no está notificada y nadie quiere declarar sobre los hechos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest