POR ERROR DEL C5 DETIENEN A FUNCIONARIA ESTATAL EN ZITÁCUARO; ELLA SE DICE AGRAVIADA

POR ANDRÉS RESILLAS//

Un error del Centro Estatal de Comando, Comunicaciones, Cómputo, Control, Coordinación e Inteligencia mejor conocido como el C5, propició que elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Fiscalía del Estado detuvieran a Jacquelín Gómez Moreno abordo de un auto de lujo en las cercanías de  Zitácuaro.

Ella es administradora de la Jurisdicción Sanitaria en Zitácuaro y explicó que el sábado anterior, cuando se dirigía a una fiesta familiar fue interceptada por la policía, argumentando que el vehículo marca Audi, de modelo reciente, tenía reporte de robo.

La funcionaria fue trasladada a la Fiscalía Regional de Zitácuaro, donde junto con su abogado demostró que el vehículo lo adquirió directamente de la agencia automotriz y que era de procedencia lícita.

Horas más tarde el Ministerio Público le permitió a la funcionaria retirarse, ya que no había delito que perseguir.

Sin embargo, la Secretaría de Seguridad Pública emitió un comunicado informando de la detención de Jacquelín Gómez Moreno, junto con otro hombre que también conducía un automóvil de la misma marca.

Varios medios de comunicación de la región de Zitácuaro difundieron el boletín de Seguridad Pública y exhibieron a la funcionaria detenida.

La noticia causó expectación en Zitácuaro, ya que Jacquelín Gómez es ampliamente conocida entre la población y la opinión pública.

De acuerdo al comunicado oficial, este fue lo que ocurrió:

«La labor tuvo lugar en la carretera Zitácuaro-Morelia, a la altura de la localidad de La Palma, donde elementos de las policías Michoacán y Ministerial, atendieron un reporte de los monitoristas del Centro Estatal de Comando, Comunicaciones, Cómputo, Control, Coordinación e Inteligencia (C5i), quienes alertaron sobre dos unidades de la marca Audi, implicadas en hechos que la ley señala como delitos.

«Derivado de los trabajos efectuados, se logró localizar y asegurar los automotores, junto a sus operadores identificados como Mario T., y Jacqueline G.».

La Fiscalía del Estado también desmintió a la Secretaría de Seguridad Pública pues argumentó que a la funcionaria no se le detuvo por el reporte de robo de su vehículo, sino por una investigación en curso, aunque rechazó abundar al respecto.

Fue la propia Jacquelín Gómez quien desmintió a las dependencias, a través de una entrevista con el periódico El Despertar de Zitácuaro, argumentando que desconocía el por qué la Secretaría de Seguridad Pública la había boletinado.

Dijo que realizará las acciones legales necesarias para que las dependencias involucradas aclaren plenamente la situación, ya que están afectando su imagen pública y su reputación con mentiras.

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest