MUJER RECONOCE A SU VIOLADOR EN EL FACEBOOK DE “REVOLUCIÓN SOCIAL”

POR ANDRÉS RESILLAS//

Martha creyó que ese 23 de agosto terminaría su jornada de trabajo en el taller de costura de manera normal.

Estaba sola. Eran las tres de la tarde y una de sus ayudantes había salido a comer. No tardaba en regresar.

Pese a que la puerta del taller sobre la calle Aldama estaba cerrado, alguien tocó. Martha abrió y era un sujeto moreno, corpulento, con una guerra negra.

-¿Qué se le ofrece? Preguntó Martha al desconocido.

-¿Quiero que me arregle un pantalón- respondió el hombre.

Cuando Martha se dio la vuelta para regresar al interior del taller, sintió una tosca mano que le tapaba la boca.

-Cállate hija de la chingada o te vas a morir!  Le ordenó el sujeto al tiempo que le mostraba una navaja.

Sobre la mesa de trabajo del taller estaba la cinta métrica que utilizaba Martha. El individuo la tomó y amarró las manos de Martha por la espalda.

Enseguida comenzó a despojarla de su reloj, medalla y pulseras; todas eran de oro.

“Es un asalto”, pensó Martha. Pero no.

El hombre le alzó el vestido y cortó con el cuchillo la pantaleta de Martha. La sentó en la mesa y la violó.

Consumado el acto. El violador utilizó una toalla para limpiarse y la arrojó al pequeño baño del taller.

Se estaba abrochando el cinturón de sus pantalones cuando unos golpes alertaron al hombre. Alguien estaba llamando a la puerta.

Era Sofía, la ayudante de Martha, quien extrañada por la tardanza en abrir insistía.

Sofía se dirigió al frente de la fachada del taller donde se ubica una fonda. Le preguntó  a Estefanía, la encargada, sobre Martha y ella le contestó que allí estaba adentro, que no la vio salir.

Sofía volvió al taller y otra vez tocó. Ahora escuchó la voz de un hombre que le contestaba, pero le extraño.

De pronto se abrió la puerta del taller y apareció el sujeto. Sofía lo miró sorprendida. El hombre le tiró un manotazo queriendo sujetarla y llevarla adentro. Sofía reaccionó y dio un paso hacia atrás, espantada.

En eso, se escucharon los gritos de Martha pidiendo auxilio. El hombre decidió escapar. Martha ya venía a la puerta gritando.

Sofía corrió al estacionamiento que se ubica a un costado del taller. Ahí estaba el encargado. A gritos le explicó que acababan de robar el taller y que el responsable se fue corriendo, que lo alcanzara con su moto.

Alberto tomó su moto y salió aprisa, hacia donde le indicaba Sofía. Pero todo fue inútil. El violador había desaparecido.

Martha fue llevada por sus familiares a la Fiscalía General del Estado para presentar la denuncia. Ahí le tomaron declaración y le indicaron que hiciera un retrato hablado de su atacante.

Para el 13 de septiembre Martha seguía recuperándose del incidente. Estaba checando el Facebook cuando observó que Guillermo Valencia el líder del denominado grupo “Revolución Social” estaba transmitiendo en vivo.

De pronto, vio la cara de su atacante. No lo podía creer. Con asombro escuchó que el mismo hombre había robado a una niña en la colonia Xangari y que pretendió violarla. Que la niña comenzó a gritar y los vecinos corrieron a su auxilio.

Los vecinos golpearon al sujeto y llamaron a la policía, la cual lo arrestó.

Martha acudió de inmediato a la Fiscalía y les explicó lo sucedido. Los agentes que investigaban su caso acudieron a la Policía Municipal de Morelia e indagaron de quien se trataba. Era Antonio T. M.

Antonio T. M. es un asaltante consumado. La Policía de Morelia informó que en las siguientes ocasiones había sido detenido:

El 2 de febrero del presente año.

El 23 de marzo del presente año.

El 11 de abril del presente año.

Se le tenía clasificado como un asaltante de taxistas. Y que consumía cristal de manera frecuente.

La Fiscalía solicitó la foto de Antonio T. También buscó en sus archivos y resultó que ya estaba preso en el Cereso Mil Cumbres por intento de violación.

La Fiscalía realizó un procedimiento para que Martha identificara a su violador. A través de fotografías le presentó a varios hombres con características similares a las de Antonio T.

En repetidas ocasiones, aunque le cambiaban el orden de las fotos, Martha reconoció ampliamente a su atacante.

Ayer, en la audiencia inicial, Antonio T. quedó vinculado a proceso por decisión del juez del control, al haberse acreditado su probable participación en la violación a Martha.

Ahora, Guillermo Valencia puede decir en su página, que ya hay uno menos de los que persigue con su grupo Revolución Social-

Todo ello, gracias a las “Benditas Redes Sociales”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest