OPINIÓN. ZAMORA: CUANDO LA MUERTE YA NO ES NOTICIA. Por J. Luis Seefoó Luján

Escribo esta nota con el pesar de saber que la niña de Altamira, la pequeña falleció la mañana del viernes 6 en el Hospital Regional. Ella y su papá habían sido heridos por arma de fuego. Juan Manuel de  cuarenta años, su padre, se adelantó la misma noche de Santa Teresa de Calcuta. Ella de seis fue vencida por graves heridas en el abdomen.

Septiembre continúa igual o peor que agosto: 10 (diez) homicidios y 9 heridos al cierre de del viernes 6. Y en los 19 casos del mes de la Patria como en las 75 víctimas de agosto, se repite la secuencia “la policía acordonó la zona, se presentó la unidad especializada en la escena del crimen, se recogieron las evidencias que serán analizadas, se abrió la carpeta de investigación, los hechores huyeron por rumbo desconocido, no hubo detenidos y no se tolerará la delincuencia”.

En agosto fueron 27 heridos, 44 asesinados y 4 zamorano- jaconenses resultaron sin daños físicos aparentes y como eran personas de baja posición social, no pasó nada. Pueden ser más y ese hecho no inquietará demasiado a las “buenas conciencias”. Cuando mucho se usará la información para criticar -o linchar si es necesario- a un adversario político.

Si la violencia cobra una elevada proporción de víctimas en un municipio como Jacona, pero las personas que atienden la administración guardan afinidad con los mandos superiores -aún bajo franquicias distintas-, las altas tasas de homicidios y/o heridos dolosos no  llamarán la atención.

75 víctimas en agosto

A diferencia de lo que miran los políticos, la población de Zamora y Jacona sufre un ambiente  violento. Por  las 75 víctimas totales, agosto distingue a los gobernantes de la conurbación: 21 en la Jacona de Adriana (PRI) y 54  en Zamora de Samaguey (PT). En cuanto a homicidios Zamora-Jacona anotan 31 y 13, respectivamente logrando empatar los 44 decesos de junio

Los rasgos que se consolidan en agosto son: alta proporción de hombres (86.66%), predilección por el arma de fuego (88%) y sobre representación de la zona noroeste ejemplificada con Valencia, La Libertad y Ario, con 42.59% de los casos zamoranos (23/54).

Agosto resalta por: a) la crueldad de los procedimientos aplicados: desmembramiento y/o decapitación, 4; estrangulamiento y golpes, 1 (CERESO – Pochote) y uso explosivos, 1 (Ario); b) las ejecuciones múltiples (6 en la Colonia Jacarandas, 19-08-2019); c) la impunidad; y, d) la eficacia policial diferenciada.

La brutalidad y terrorismo hablan por sí solos. Comentaré la impunidad y la eficacia diferenciada como caras de una misma moneda.

Un componente importante en las políticas de seguridad es la impunidad. En agosto se registraron 56 eventos delictivos contra la integridad personal y sólo 6 (seis) detenciones relacionadas con esos hechos. Es interesante marcar que 2 (dos) aprehensiones fueron motivadas por delitos de reciente ejecución (7 de agosto y 29 de julio) y 4 por hechos de años anteriores.

Es inevitable comparar la coordinación y aplicación de todas las corporaciones policíacas para atender el reporte del Honda CRV Modelo 2012 azul del que fue despojada Karen Samaguey el domingo 25 de agosto. En pocas horas la policía localizó el vehículo, trazó la ruta Ario, El Llano, Tepehuaje, persiguió a los delincuentes y, pese al mayor número de efectivos, armamento y vehículos, no los detuvieron, los mataron.

El primer informe de Martín no deja lugar para el optimismo: si detuvieron a 626 probables responsables de delitos, la cárcel no parece aminorar los asesinatos; si aseguraron 58 armas de fuego y en un año  (sep. 2018- agosto 2019) se registraron 628 víctimas por armas de fuego, las cifras no sugieren eficacia policial.

Destructores de desconfianza

Una tarea de los gobernantes y líderes de grupos, es orientar  e infundir confianza en sus correligionarios. Alguna mentira “piadosa”, un leve sesgo provisional puede ayudar a animar al equipo para avanzar, pero es sólo un auxiliar.

¿Vamos bien? Cuando la pizarra marca  44 homicidios, 27 heridos intencionales, 4 ilesos y 6 (seis) detenciones, y el “Rafa Márquez” de esta circunstancia  dice a sus cuates: “… hemos logrado avances sin precedentes, con políticas públicas certeras en materia de desarrollo social, prevención social de la delincuencia, seguridad y obras de mejor calidad…” sus palabras se vacían,  no ayudan a fortalecer el ánimo chonguero y minan la confianza.

No está claro por qué los políticos arriesgan mintiendo y nos colocan en situaciones de mayor incertidumbre. Es posible que confíen en la capacidad de los medios  de comunicación que ellos controlan y/o que están seguros que la gente no lee y que pronto olvida.

Hace poco tiempo, en otro escenario escuchamos a Silvano expresar: “en la ciudad y Puerto de Lázaro Cárdenas, en lo que va del mes, cero extorsiones, cero secuestros, cero homicidios” (ABC, 23-08-2019) y en ocasión de un evento partidario con más enjundia decía: “No es que me alegre que haya otros estados más complicados que el mío, pero eso de que Michoacán está con mucha inseguridad, es falso, eso es un cuento y se los demuestro con cifras” (Silvano, Plenaria Legisladores del PRD, CDMX, Quadratín, 26-08-2019).

Los responsables de la seguridad estatal no están bien aconsejados o sus asesores imaginan un público ingenuo cuando el nuevo Secretario, Israel Patrón Reyes dijo, a propósito de la masacre de Tepalcatepec: “En Michoacán solamente se dio un fallecido (…) todos los eventos se llevaron a cabo en el estado de Jalisco (…) Nosotros estuvimos alertas toda la mañana y reaccionamos hasta el momento en que vimos que teníamos un muerto cerca de Tepalcatepec” (La Voz, 31-08-2019; Universal, La Jornada).

No menos diluyentes de confianza son las aseveraciones del gobernador cuando justifica la omisión o intervención estatal en Tepalcatepec diciendo: “… lo que quieren es que vaya el gobierno a proteger la guarida de otro grupo delincuencial; todo mundo sabe que los presidentes municipales los pone el abuelo”

Esta urgencia de “deslindar” responsabilidades es ilimitada. No pocas veces hemos sido testigos de controversias municipales por homicidios ocurridos en zonas limítrofes de Ecuandureo y Zamora. En esos casos –diferente a la disputa por captar los impuestos de un codiciado mercado- ninguna autoridad acepta el hecho delictivo en su jurisdicción.

Al inicio de la administración municipal Adriana & Martín abrigábamos la esperanza de un mejor nivel de seguridad, pero 693 víctimas en Zamora-Jacona de septiembre de 2018 a agosto de 2019 y 398 homicidios dolosos en el mismo periodo nos vuelven a la realidad.

 

J.Luis Seefoó Luján

jlseefoo@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest