EL ASESINATO DE GABRIELA: RECIBIÓ 50 PUÑALADAS EN SU CUERPO; ES FEMINICIDIO DICE FISCALÍA

POR ANDRÉS RESILLAS// SEGUNDA PARTE

Francisco I. está desesperado. Sabe que hay muchos elementos en su contra y que es el principal sospechoso de haber asesinado a su cónyuge Gabriela P.

La familia de ella, no dudó en contarle a la policía que el matrimonio ya estaba separado por la historia de violencia que supuestamente Francisco le infringía a Gabriela.

Incluso la Fiscalía informó que la esposa solicitó ante la autoridad una orden de restricción para que Francisco I. no se acercara a ella y su hija de seis años.

En la sala de audiencia se escucharon en dos ocasiones una presunta amenaza de Francisco a su cónyuge: “¡Si no eres para mí, no serás para nadie!”.

El ahora imputado cometió varios errores justo después de que sucedieron los hechos. Fue tanto su dolor y desesperación, que terminó aceptando la culpa ante el Ministerio Público.

Eso le permitió a la Fiscalía centrar sus investigaciones en el trabajador de la ruta Gris 1. Ahora ya tienen registrados todos los movimientos que realizó y sigue juntando evidencias en su contra.

En la audiencia Francisco se reservó su derecho a declarar ante el juez y eso porque el abogado defensor se le recomendó.

Antes, le había dicho al Ministerio Público que esa mañana acudió al restaurante sólo a platicar con Gabriela.

Que ella lo tenía amenazado y que incluso le avisó que contrataría a alguien para que lo matara. Que su cabeza ya tenía precio. Que temía por su vida.

Son dos elementos incriminatorios que la Fiscalía cuenta para culpar a Francisco de ser el homicida: uno, toda la serie de imágenes en video que se tienen de los tres comercios del sitio, incluso del interior del restaurante Mil Amoles, donde ocurrió el crimen.

Y dos, una mancha de sangre que tenía Francisco en una de sus orejas y que podría ser de Gabriela; pero eso le definirán las pruebas de ADN que se practiquen.

También, el asesino salió del local sin la gorra y con la cabeza descubierta, por lo que las imágenes descubrirán de quien se trata.

Lo cierto es que el homicidio se cometió con una saña inaudita. Mucho odio traducido en 50 heridas que destrozaron el cuello de Gabriela.

Por ello la Fiscalía no dudo en tipificar el delito como Feminicidio, con lo que la peña podría llegar a los 50 años de cárcel.

Francisco está desesperado….

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *