OPINÓN. CORRUPCIÓN E INSEGURIDAD EN EL PAÍS; SIMBIOSIS LETAL. Por: Efraín Barrera

Hoy en día, la democracia mexicana esta jaqueada por 2 grandes flagelos; de acuerdo a datos oficiales (INEGI) son  la corrupción y la inseguridad los problemas más sentidos entre los mexicanos.

Estos fenómenos no son de reciente aparición; pero su mutación siobedece a cambios o transformaciones sociales de coyuntura, sin embargo han sido acuñados desde los más antiguos entramados burocráticos y desde que aparecio la propiedad privada y con ello las desigualdades sociales.

Al paso de los siglos  la corrupción y la delincuencia  ha venido perfeccionándose hasta institucionalizarse y quedarse como parte de la cultura, no únicamente de las instituciones públicas sino también de las instituciones privadas  y  de muchos ciudadanos que lo fomentan. Es fácil  deducir que para que haya un corrompido debe haber un corruptor; lo que convierte  este problema en un complejo andamiaje  con un altísimo grado de dificultad para combatirlo.

Los gobiernos mexicanos  siempre se han manejado bajo una doble agenda;  aquella cuya ejecución corresponde al presidente y todo mundo se entera  y otra  que nadie conoce y que  oculta el saqueo.  Es en este clandestinaje oficialdonde se han entretejido las mas pavorosas estrategias de corrupción que han debilitado las instituciones  públicas  y  sumido a México  en el descredito internacional;  cuando hay bussines, a los gobiernos en turno no les  ha importado tomar las mas lúgubres decisiones  ni lastimar  a nuestra democracia..

Acabar con la corrupción es un concepto tan acuñado por el actual gobierno que le ha permitido además de ganar la elección,  construir  una narrativa socialmente convincente para que  los mexicanos sigamosmanteniendo la esperanza de que en esta materialas escaleras se siguen barriendo de arriba para abajo. Sin dudar de la voluntad del presidente los ciudadanos  esperamos ansiosos que llegue pronto hasta el último escalón.

Al igual que  PEMEX, CFE, SEP, SSA,  las fiscalías deben ser también revisadas y depuradas por el actual gobierno;    la podredumbre sigue ahí, los niveles de corrupción que se siguen registrando en esa corporación son de escándalo. Reestructurar las estructuras operativas   y sus líneas de mando  debe ser una tarea impostergable del nuevo fiscal.

Las nuevas fiscalías están obligada  a recuperar la confianza de la sociedad con acciones  convincentes, la percepción de que  cuidan  de  nuestro patrimonio y nuestra integridad física no existe, nadie confía en la policía federal ni en nuestro sistema de impartición de justicia.

Noson pocas las quejas deciudadanos queson retenidos y mediante intimidaciones o chantajes los extorsionan, Hay casos en que no respetan ni a los diputados o presidentes municipales ¿qué puede esperar un ciudadano de a pie?por el bien de las familias mexicanas  esas inercias ya deben ser desterradas.Es inadmisible que los agentes  sean parte del problema que  por mandato legal deben estar combatiendo.

Lainseguridad tiene a la población en un estado de incertidumbre permanente por lo menos desde hace 20 años,  la obtusa  visión de los presidentes  de darle un tratamiento reactivo al problema ha desencadenado reacciones violentas de los delincuentes y prolongado penosamente la guerra  con saldos  alarmantes,  combatir este fenómeno no es  un asunto de alguaciles y ladrones, se equivocan quienes creen que México podrá solo.

La aislada estrategia de calderón de  convertir a México en campo de batalla y la tímida desaparición de la SSP y creación de la gendarmería de EPN fueron solo garrotazos al avispero o distractores coreográficos que  nos costó mucho a los mexicanos y el problema no se resolvió.

Nuestra delincuencia no es sólo de los mexicanos; tiene connotaciones geopolíticas y no se podrá combatir sin la cooperación internacional, baste decir que existen hoy en día tres mil armerías  en los estados fronterizos de Texas, Arizona, Nuevo México y California en donde se han registrado casos de compra de más de 500 armas de asalto  por la misma persona durante un año. Ahí se puede  obtener cualquier cantidad de armas hasta en tiendas WALL MART

En la actualidad se estima que existen  dos millones y medio de armas ilegales en México provenientes de USA, que podrían estar en manos de los  carteles, ¿imagine usted un ejército de sicarios de esta dimensión? desde luego que desborda cualquier gobierno, pero lo interesante es que también  los gringos surten  al ejército, eso significa que  dotan de armas a los 2 bandos y   lucran desde hace muchos años con la sangre de los mexicanos.

Pero si volteamos  los ojos hacia la frontera sur las cosas no son tan diferentes, el problema de la migración y   el ingreso de sicarios de la mara salva trucha y otros delincuentes que se cuelan de Colombia,  honduras, el salvador y Guatemala son precursores también de la violencia en nuestro país porque son reclutados por carteles criminales  principalmente por los zetas, que han sembrado el terror en la parte norte y suroeste del país.

Los delitos trasnacionales paulatinamente se incrementan y diversifican, el lavado de dinero, la trata de personas y tráfico de órganos son  delitos novedosos en donde se han visto involucrados redes criminales  que se  tejen desde Europa y Sudamérica y operan también en México.

Mientras no  se involucren los países de la región, se desatienda  el tema de tráfico de armas, y no se  reactiven las unidades de inteligencia financiera para  menguar el poder económico de los delincuentes, el problema  de la inseguridad y la delincuencia dista mucho de resolverse, un individuo por muy delincuente que sea sin armas  y sin dinero no es tan peligroso.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest