MUJERES POLICÍAS, EL ROSTRO AMABLE Y SENSIBLE DEL GOBIERNO HACIA LA CIUDADANÍA

REDACCIÓN

Las labores que se realizan desde todas las áreas de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), tienen el objetivo de brindar un mejor servicio a la población michoacana, y es gracias a los trabajos que desempeñan cientos de mujeres en la dependencia, que las acciones poseen un sentido de calidez y confianza.

En la Policía Michoacán, así como en otros campos de la vida laboral en el Estado, la participación de la mujer es cada vez más amplia, rompiendo inercias. Durante la administración encabezada por el Gobernador Silvano Aureoles Conejo, las mujeres se han convertido en pieza clave de la operatividad diaria de la Policía Michoacán.

Un ejemplo de ello es Talía Janet, de 29 años de edad, quien ingresó a la Policía Cibernética hace cuatro años y asegura sentirse orgullosa de formar parte de esta unidad, así como de ayudar a otras personas. Es Licenciada en Derecho y madre de familia, y para ella, poder desplegar sus conocimientos, creencias y valores en la labor diaria, le permite ser sensible a las demandas por hacer valer la justicia.

“Nosotros aquí aprendemos muchas cosas buenas que como madres se las transmitimos a nuestros hijos y es lo más bonito: llegar a casa y verlo sonreír y sentirse orgullo porque eres policía, su mamá, que se da cuenta de la labor tan noble que tienes. Creo que es bonito que se sientan protegidos, orgullosos. Que me diga -mami estoy orgullo de ti- y me dé un beso, eso dice gran parte de lo que bien haces como madre y policía”.

Talía monitorea las redes de las cuales se pueden detectar delitos cibernéticos como fraudes, extorsiones, acoso, bullyng, entre otros. Así, con casos de agresiones, ella siente la obligación moral de buscar las alternativas para ayudar a cerrarlos con detención de responsables y regresando tranquilidad a los afectados; eso la llena de orgullo y más cuando lo transmite a los suyos.

DIANA, OPERADORA DEL 911

El 911 cuenta con mujeres operadoras para la atención de emergencias; es aquí donde Diana, de 29 años de edad, ha brindado apoyo en la línea de emergencias durante dos años. Casada y con un hijo, coincide con su compañera en que una de las virtudes de las mujeres prestadoras de servicios es la calidez humana con la que trata a los demás.

Destacó que para ello se necesita del apoyo de los hombres, de quienes se expresó como cordiales y respetuosos, aspecto que para ella genera una sinergia a la hora de entregar resultados y brindar apoyo.

“La Policía Michoacán es un área amplia, ayuda a la superación personal, y yo busco desempeñarme lo mejor posible. La disciplina, el respeto, la responsabilidad, son obligaciones y valores para poder desempeñar la función correctamente, el poder servir a la ciudadanía”.

Su motivación es el desarrollo profesional y el contacto casi directo con las personas, para poder ayudarla, eso para ella es un complemento. Su mayor reto, conocer lo que implica ser Policía, los conocimientos y aprendizaje de sus compañeros y adaptarse para garantizar un mejor servicio.

Desde las diversas unidades de la SSP, mujeres con vocación de servir a los suyos, trabajan de manera incansable para superar y dejar en claro que en géneros no hay límites. Como Talía y Diana, la SSP cuenta con mujeres que aman a su Estado y ponen su grano de arena.

“Como mujer, contribuimos de una forma más humana; hacemos de todo un hogar. Queremos que la corporación se sienta como en casa, en la que llegas, confías y puedes sentirte seguro. El hecho de que seamos mujeres nos convierte en iguales, podemos hacer la labor que queramos, ninguna profesión u oficio es solo para hombres. Llegamos a esta corporación donde se tiene el tabú de que solo es de hombres y créanme que es bonito trabajar con mujeres”, coincidieron Talía y Diana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest