POR UNA FISCALÍA CON AUTONOMÍA TÉCNICA Y QUE RECHACE LAS PRESIONES POLÍTICAS: EDUARDO MARTÍNEZ

REDACCIÓN

“Son muchos los retos que enfrenta la nueva Fiscalía, pero el principal consiste en construir una fiscalía estatal con autonomía técnica, presupuestal y de gestión que no responda a ningún tipo de presión política; solo así se podrá desarrollar una adecuada investigación y persecución del delito y un abatimiento real de la impunidad”, aseveró el aspirante al cargo Eduardo Martínez Altmirano.

El abogado afirmó que el nuevo esquema institucional debe adoptar un modelo garantista y respetuoso de los derechos humanos como mecanismo para garantizar un verdadero estado derecho.

Pregunta: Derivado de la situación que enfrenta Michoacán, desde su punto de vista, ¿qué política criminal se debe seguir en el Estado?

“La política criminal es estrategia y es, en sí misma, también política pública. Por ello, quien dirija a la Fiscalía debe establecer y presentar un Plan de Persecución Penal, el cual será el eje rector sobre el que descansarán las estrategias para investigar y combatir el delito, dando su justa dimensión y tratamiento a aquella delincuencia que por su naturaleza amerita medidas más específicas y contundentes por parte del estado.

La política criminal, intrínseca al propio Plan de Persecución Penal, debe construirse en base a objetivos reales, pero sobre todo realizables. Se debe partir de reconocer las buenas prácticas, las deficiencias o carencias que tiene la institución para, a partir de ahí, marcar un nuevo rumbo que permita bajar la incidencia delictiva, sobre todo en lo que se refiere a los llamados delitos de alto impacto: secuestro, homicidio doloso, robo con violencia, violación, extorsión, entre otros.

Para ello se requieren recursos, profesionalización del personal, procedimientos de mejora continua, equipamiento y fiscalización de las acciones que llevan a cabo todas las áreas operativas.

Pregunta: ¿Cuál es el papel de las Organizaciones de la Sociedad Civil en relación con la procuración de justicia en nuestra entidad?

“El papel que desempeñan estas organizaciones a nivel nacional y local, sobre todo en el nuevo esquema que se pretende adoptar de fiscalía es muy interesante. Las organizaciones de la sociedad civil, así como el sector académico son y deben verse como aliados estratégicos en la forma de reposicionar el desarrollo de la investigación delictiva y visibilizar ciertos temas que preocupan y lastiman a la sociedad.

“De hecho, la idea de consolidar en el nuevo marco normativo un Consejo Ciudadano pretende, precisamente, generar un verdadero sistema de participación ciudadana en el contexto mismo de un nuevo modelo de procuración de justicia.

Pregunta: ¿Cuál es su opinión sobre la creación de fiscalías especializadas?

Su creación responde al incremento o alta incidencia de determinados comportamientos delictivos. Ahora bien, el rediseño de la institución, ya sea a través de la creación de fiscalías especializadas o unidades no tiene mucho sentido si en realidad no se tiene la voluntad política de apuntalar una estrategia real; esto es, dotar de lo necesario a esa nueva área para que opere adecuadamente (personal, recursos, equipamiento, capacitación).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest