LIBRE EXPRESIÓN…SILVANO AUREOLES VS AMLO: GUERRA Por: Carlos Alberto Monge Montaño.

“No es suficiente ganar la guerra, es más importante organizar la paz”… Aristóteles. (384 a.C. – 322 a.C.)Filósofo y científico griego.

La guerra entre Andrés Manuel López Obrador y Silvano Aureoles Conejo ha comenzado. Podrán decir misa, pero los hechos son contundentes. Incluso, integrantes del gabinete michoacano ya difunden en redes sociales mensajes de apoyo, donde le dicen a su jefe que no está solo. De seguir así, repetirán el terrible episodio de Felipe Calderón vs Leonel Godoy, donde el seguro perdedor será Michoacán.

La gota que ha derramado el vaso de semejante conflicto con tintes electorales y de venganza, es la falta de liquidez para pagar la nómina de 32 mil plazas estatales, prestaciones, bonos y otras conquistas, preponderantemente de la CNTE, que un día dice que le deben 10 mil millones de pesos y otro que 7 mil millones; lo cierto, es que mientras las autoridades federales y estatales mantengan su disputa en lugar de buscar una solución de fondo, los democráticos seguirán en las calles y encontrarán nuevos argumentos para seguir violentando leyes, como lo hacen ahora con el bloqueo a las vías férreas, sabedores también que la Federación no tiene la mínima inquietud de aplicar la ley.

Por el momento, Aureoles Conejo espera que la Suprema Corte de Justicia de la Nación resuelva qué gobierno, si el Federal o el de Michoacán, deberá hacerse responsable del pago de las quincenas y prestaciones de las plazas estatales.

Está claro que independientemente de la resolución de la Corte, la administración que encabeza Silvano Aureoles, Michoacán perderá. Si el fallo le favorece, el Ejecutivo federal buscará la manera de desquitarse y si pierde, entonces López Obrador podrá ufanamente señalarle un “te lo dije”, con la consecuente ausencia de recursos extraordinarios que mantendrían al estado postrado financieramente hablando y con severas complicaciones de liquidez, de menos, en el último trimestre del año.

Y sin embargo, López y Aureoles tienen todavía la oportunidad en sus manos de vestirse de luces procurando una solución con miras de estadistas y no de simples políticos pensando en la próxima elección y/o en la venganza por ofensas pasadas.

Tienen la ventaja sobre el magisterio, que ninguno de los dos es responsable directo de semejante conflicto, a diferencia de la CNTE que abusó de las plazas automáticas y un largo etcétera, gracias a gobiernos irresponsables que las entregaron incluso violentando las leyes vigentes.

Es momento de fijar posturas claras y contundentes, con peras y manzanas, con documento de por medio y ya no solo discursos carentes de datos duros, contradictorios o defendiendo lo indefendible.

Ya no más reuniones en lo oscurito, en la solución del problema deben participar todas las partes en conflicto.

Así que la exigencia ciudadana para López Obrador y Aureoles Conejo, es que su añejo encono lo resuelvan sin afectar a toda la población. En el tema educativo tienen una enorme oportunidad, ninguno es responsable directo de la crisis que se atraviesa, así que ello debería abrir la posibilidad de buscar una solución definitiva. Tengan claro que el magisterio aprovechará cada circunstancia, como lo han hecho desde su origen.

Y en todo caso, si el ánimo de venganza prevalece, que lleven su guerra a terrenos donde no afecten a todo el estado.

Con la esperanza de que haya una próxima vez… me despido, gracias. cmongem@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest