ELECTORES DEBEN CONTAR CON ELEMENTOS REALES PARA EVALUAR A CANDIDATOS: CRISTÓBAL ARIAS

REDACCIÓN//

Un repaso sobre los procesos democráticos, los ejercicios de debate, así como la evolución de las campañas políticas en diferentes latitudes del planeta, ofreció esta mañana el candidato a senador por el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Cristóbal Arias Solís, invitado como conferencista dentro del diplomado en marketing político de la Universidad Contemporánea de las Américas.

Por lo que respecta a México, tras décadas de control absoluto de las campañas electorales por parte del gobierno federal priista, en 1994 comenzó el uso de las encuestas y se realizó el primer ejercicio de debate entre los entonces candidatos a la presidencia de la República, Ernesto Zedillo, Diego Fernández de Ceballos y Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano. Debate que ganó ampliamente Fernández de Ceballos quien sin embargo fue aplastado en las elecciones por el candidato priista.

Fue hasta finales de la década de los 80’s, recordó Cristóbal Arias, con la irrupción del Frente Democrático Cardenista, cuando se puso en verdadero riesgo al sistema político dominante con una explosión de creatividad e ingenio, que si bien logró conjuntar el reclamo social hasta ese momento acumulado entre los mexicanos, no fue sistematizado ni ordenado como estrategia electoral, sino mediante la conjunción de ideas aisladas.

Ante la posibilidad para la oposición de disputar con mayores posibilidades la presidencia de la república al régimen priista, en el 2000 comenzó una nueva etapa para las elecciones en México, apareciendo los primeros cuartos de guerra y los conceptos de guerra sucia y campañas negras, que tuvieron como principal objetivo la denostación de los rivales en detrimento aún del debate real de las ideas. Ejercer la democracia en México ha sido un proceso lento que debe seguir siendo fomentado poniendo a la mano de los electores, acertó.

Los asesores de campaña y los cuartos de guerra fueron y han sido, desde el proceso electoral del 2000, recurridos por candidatos de todos los partidos quienes han asesorado las campañas con “slogans”, cuidado de la imagen y contenido discursivo, privilegiando estudios de marketing, que por medio de mediciones atienden el sentir de los electores y orientan campañas, ayudando a los candidatos, sean o no proclives a impulsar con éxito políticas públicas que resuelvan los problemas que advirtieron en sus campañas.

Cristóbal Arias resaltó la basura electoral que se acumula dentro de la aún inmadura democracia mexicana y se pronunció por que los electores cuenten con elementos más útiles y reales para decidir su voto, lo que depende de la promoción de espacios que permitan al elector evaluar la capacidad de cada candidato, tanto en el actual como en los procesos electorales por venir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest