COLUMNA LIBRE EXPRESIÓN. POR MORELIA… Por Carlos Alberto Monge Montaño

“El poder conseguido por medios culpables nunca se ejercitó en buenos propósitos”… Publio Cornelio Tácito (55 – 120). Historiador romano.

En medio del pragmatismo y la prostitución ideológica que impera en este proceso electoral, no hay caras nuevas en la búsqueda de la Presidencia Municipal de Morelia, donde serán 6 los integrantes de la clase política y partidista del estado, los que buscarán el voto a partir del próximo 14 de mayo.

Sin lugar a dudas, es una de las contiendas que logran despertar pasiones entre el electorado, pese a que la atención mayor está en Los Pinos, especialmente porque para quienes han vivido del erario, la alcaldía moreliana puede ser un trampolín a la gubernatura.

Seguramente por ello los suspirantes no han tenido el mínimo escrúpulo para cambiar las siglas que los cobijen, por ello en la boleta encontrará usted a tres priistas y 2 panistas de origen, así como a 2 verde ecologistas a conveniencia.

Fausto Vallejo Figueroa, quien logró ser incluso gobernador de Michoacán bajo las siglas del PRI, no tuvo el mínimo inconveniente en intentar regresar por cuarta ocasión a la alcaldía de Morelia, ahora bajo las siglas del PES.

A sus casi 70 años de edad y tras su lamentable paso por la gubernatura, donde mintió, ocultó sus padecimientos, se distanció de su partido y de su Presidente Enrique Peña Nieto, pero además provocó una administración de sólo 4 años con 3 diferentes mandatarios y tutelada más de un año por el entonces Comisionado Alfredo Castillo, sin olvidar el caso de su hijo Rodrigo Vallejo Mora, resulta que prefiere medir fuerzas una vez más, en lugar de jubilarse.

Constantino Ortiz García es el otro tricolor que tras fracasar una vez más en la búsqueda de la candidatura en su partido de origen, aceptó la invitación del Verde Ecologista, para de alguna manera, salvarse mutuamente, debido a que este partido convenenciero, que a nivel nacional juega con el PRI y que a nivel local intentó ir con PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, se quedó como el perro de las dos tortas y tiene que sacar candidatos de donde se pueda, para contender solos, como lo harán en Morelia.

De los que estarán en la boleta, Ortiz García es el único que no ha tenido un cargo de elección popular y que es conocido como empresario.

Daniela de los Santos Torres, que viene de ser diputada federal del Verde Ecologista, que ya fue diputada local, que se forjó bajo la tutela de Fausto Vallejo y que la clase política estatal la considera una aliada del ex comisionado Alfredo Castillo, regresó a las filas de su partido de origen para buscar la que también se conoce como la joya de la corona. En su caso, tiene la ventaja de ser la única mujer que estará en la boleta a la Presidencia municipal de Morelia.

Raúl Morón Orozco, actual senador de la República, tras un largo periodo de coqueteo con Morena, decidió abandonar al Sol Azteca, partido que también lo hizo líder estatal y diputado local, por cierto, de una de las más desafortunadas legislaturas, cuando gobernaba Michoacán Leonel Godoy Rangel y se aprobó cuanto crédito solicitó y con una dosis vergonzante de opacidad.

En la elección pasada, Morón Orozco ya compitió por Morelia y tuvo resultados desafortunados que lo colocaron en la cuarta posición, pese a que Silvano Aureoles Conejo, ganó la gubernatura.

Carlos Quintana Martínez, el panista de origen y alfil de Marko Cortés Mendoza, no ha tenido más remedio que someterse al pragmatismo de la Coalición que han formado con el PRD y Movimiento Ciudadano, que ha provocado dificultades para conformar la planilla y hasta para registrarse sin sobresaltos ante el IEM.

En su trayectoria política, Quintana Martínez, actualmente diputado local con licencia, también fue parte de la cuestionada 71 legislatura, incapaz de hacerle rendir cuentas al gobierno de Lázaro Cárdenas Batel y que avaló buena parte del endeudamiento que padece Michoacán.

Alfonso Martínez Alcázar, actual presidente municipal de Morelia, quien construyó su carrera política bajo las siglas del PAN, renunció al partido que lo hizo diputado local en dos ocasiones y federal, para contender como independiente, luego de sus diferencias con Marko Cortés.

A su paso por el Congreso estatal, le tocó ser parte de dos legislaturas de triste memoria, la que acompañó el segundo periodo al gobierno de Cárdenas Batel y la que transitó con Fausto Vallejo, ambas que autorizaron y/o reestructuraron más deuda y que quedaron a deber la rendición de cuentas.

Son las opciones que hay para Morelia, así que estimado lector, queda el reto de encontrar al mejor o al menos malo, claro, luego de indagar un poco más sobre su pasado y conocer las propuestas que deberán presentar y argumentar durante 45 días que durará la campaña proselitista.

Con la esperanza de que haya una próxima vez… me despido, gracias. cmongem@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest