EXCLUSIVA: PIDE JUAN CARLOS ARREYGUE Y POLICÍAS ACUSADOS PRISIÓN DOMICILIARIA; SE LOS NIEGA TRIBUNAL

POR ANDRÉS RESILLAS// PARTE 15

El alcalde de Álvaro Obregón, Juan Carlos Arreygue y cuatro policías municipales acusados del homicidio y calcinación de 10 jóvenes, solicitaron al Tribunal de Enjuiciamiento que se les autorizara salir del Cereso Mil y Cumbres y estar en arresto domiciliario, sin embargo, la petición fue rechazada.

Los inculpados ya cumplieron un año ocho meses recluidos en el Cereso David Franco Rodríguez ubicado en la carretera a Mil Cumbres.

Ayer por la noche, luego de una audiencia oral que duró todo el día, la Defensa de los acusados presentó oralmente la petición, argumentando que ya concluyó el periodo de investigación; que cambiaron las condiciones originales que generaron la medida cautelar de prisión oficiosa y que ellos no tiene ningún interés de huir de la justicia.

“Ellos se comprometen a seguir presentándose en el juicio y consideran injusto estar en prisión pues no se les ha comprobado responsabilidad”, argumentó el abogado defensor.

El propio Juan Carlos Arreygue intervino en la solicitud y le ofreció al Tribunal que todos los imputados estaría viviendo en su rancho Santa Fe, de Álvaro Obregón, como garantía de que no evadirán la acción de la justicia.

La Defensa también insistió en que una prueba de la presunta inocencia de sus clientes es que jamás huyeron después de ocurridos los hechos y permanecieron en sus puestos hasta que fueron detenidos por la policía.

La Fiscalía por su parte rechazó de inmediato la petición de los inculpados y argumentó que se les acusa de homicidio calificado doloso y que la ley es muy clara de que se les debe imponer la prisión preventiva oficiosa. Calificó de inaudita la petición, pues recordó que se trata del asesinato y calcinación de 10 jóvenes.

“Ellos argumentan que se les hicieron estudios para sostener que no evadirán la justicia y que los aprobaron, pero jamás tomaron en cuenta a las víctimas indirectas; a todos los padres de familia que están sumamente afectados por el homicidio y calcinación de sus hijos; por eso no puede proceder semejante petición”, argumento la Fiscal.

Por cierto que los padres de las víctimas que estaban presentes en la audiencia no daban crédito a la petición de la defensa de Juan Carlos Arreygue y los cuatro policías municipales.

El Tribunal de Enjuiciamiento, conformado por tres jueces, solicitó un receso de 15 minutos para analizar y deliberar la solicitud. No tardaron mucho: la negativa fue unánime.

Los jueces argumentaron que no han cambiado las condiciones para imponer la medida de prisión oficiosa por el delito de homicidio calificado doloso; que la ley no contempla para este caso la posibilidad de cambiar la medida cautelar ya que se trata de un delito grave o de alto impacto.

Y así terminó una accidentada audiencia oral en este juicio. Por un lado los inculpados se dicen inocentes y que se está cometiendo una injusticia en tenerlos recluidos en el Cereso, mientras que los padres de familia exigen el mayor de los castigos ante la masacre de que fueron objeto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest