BÚSQUEDA. ANTONIO IXTLÁHUAC: ¿A QUIÉN VAS A DEMANDAR? MEJOR ARREGLA TUS PENDIENTES CON LA AUDITORÍA. Por Andrés Resillas

Juan Antonio Ixtláhuac Orihuela está en una encrucijada y no sabe qué hacer.

En una nota exclusiva y con documentos que sustentan la información, el colega Armando Saavedra reveló las cuentas pendientes que tiene este político priísta con la Auditoria Superior de Michoacán que encabeza desde hace varios años José Luis López Salgado.

López Salgado ya declaró al Grupo Marmor que los documentos exhibidos por Armando Saavedra son válidos y que por lo tanto Ixtláhuac Orihuela no puede ser candidato del PRI al Senado, debido a esos pendientes, los cuales fueron notificados en los últimos días de enero.

De inmediato, Antonio Ixtláhuac se defendió argumentando que en el periodo de tiempo en que se consignan los faltantes no estaba al frente del Ayuntamiento de Zitácuaro, lo que es falso, pues las conclusiones de la Auditoria contemplan perfectamente los tiempos. No hay margen de error.

Ahora el asunto se complica, pues Antonio Ixtláhuac solicitó a la Contraloría del Estado una carta de no inhabilitación y le fue otorgada el 2 de febrero pasado. Es un documento oficial y la dependencia tiene que hacerse responsable de ese documento. También argumenta que el delito ya prescribió, pero eso lo tiene que definir un órgano jurisdiccional competente.

Junto con la exhibición de la carta, el priísta hace una serie de aseveraciones que bien reflejan su desesperación. Habla de venganzas, intereses perversos, golpes políticos y advierte que demandará a quien corresponda por difamación.

Yo corroboré la información con Armando Saavedra, me autorizó manejar los documentos y verificarlos, lo que hice inmediatamente y el resultado fue positivo.

Y como siempre pasa en estos casos, los políticos ven moros con tranchetes y sospechan de todos sus enemigos políticos. Pero jamás le dan mérito al periodista que investigó y obtuvo las pruebas de sus revelaciones.

¿Por qué Antonio Ixtláhuac no se pregunta o investiga los motivos por los que la Auditoria terminó justo en estos días sus conclusiones y también por qué fue precisamente en estos días en que está el registro de candidatos priístas?

El menos indicado es el periodista. Y no me imagino quién tendrá tanto poder como para manejar a su interés los trabajos de la Auditoría Superior de Michoacán. Y el asunto es mucho más complicado pues por sus antecedentes el titular de la Auditoría ni siquiera comulga con el PRI.

Pero Antonio Ixtláhuac ahora desconfía hasta de su sombra. Está viendo sólo los árboles y no el bosque en su conjunto.

Él tuvo que saber de las irregularidades financieras en la administración municipal de Zitácuaro y más porque fue separado del cargo debido al asunto del Michoacanazo. Se necesita ser muy ingenuo para no informarse de los resultados de quienes lo suplieron y la forma en que gobernaron.

Seguimos creyendo que la Auditoría Superior de Michoacán continúa funcionando como muro de contención ante las irregularidades en los municipios. Pero políticos como el alcalde de Tarímbaro ya comprobaron lo contrario.

Se lo volvemos a preguntar: ¿A quién vas a demandar?

¿A un periodista, por hacer su trabajo de manera profesional?

¿Al titular de la Auditoría por fiscalizar el municipio del que fuiste alcalde?

Lo más sano es que arregles tus cuentas. Deslindes responsabilidades con quienes te suplieron y que en algunos casos tú mismo designaste en el puesto. No sigas perdiendo el tiempo en buscar culpables. No te queda otro camino que la vía legal, pero para arreglar tus pendientes de gobierno, no los políticos o periodísticos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest